SECPAL habla sobre sedación y derechos al final de la vida

15/5/2011 Europa Press, .La Sociedad Española de Cuidados Paliativos (SECPAL) ha lamentado que el anteproyecto de la ley reguladora de los derechos de la persona ante el proceso final de la vida, también conocida como ‘ley de muerte digna’, no desarrolle la profesionalización de aquellos médicos, enfermeros, psicólogos y trabajadores sociales especializados en Cuidados Paliativos.

Así lo ha asegurado el presidente de esta entidad, Javier Rocafort, tras una reunión de urgencia celebrada por la Junta Directiva de SECPAL en Palma de Mallorca, donde están celebrando la IX Jornada Nacional SECPAL, insistiendo en que la regulación de esta acreditación profesional «sigue pendiente».

«Nos parece bien que se establezcan derechos para los ciudadanos», asegura este experto, en declaraciones a Europa Press, si bien recuerda que el reconocimiento de esta formación específica «también es una garantía para los propios pacientes».

«Al igual que cuando un ciudadano entra en quirófano y quiere que le opere un cirujano y no un radiólogo, también se debe garantizar que los cuidados paliativos los desempeño un experto debidamente acreditado en la materia, para que el paciente tenga la garantía de que va a estar bien tratado», explica.

Asimismo, también proponen que se establezca obligatoriamente los cuidados paliativos como asignatura obligatoria en todos los estudios de pregrado de las profesiones sanitarias.

La sedación sólo puede ir asociada a la buena praxis médica

En el caso del derecho al tratamiento del dolor y de otros síntomas, piden que «debe quedar claro» que cualquier intervención sanitaria, como la sedación paliativa, la limitación del esfuerzo terapéutico o la intervención psicosocial, debe estar «siempre sujeta a la buena praxis médica».

Asimismo, añade, ha de estar bien indicada y el procedimiento ha de ser el correcto según dictan las guías existentes y la deontología profesional. Todo ello se considera clave, si se quiere tener alejada la posibilidad de eutanasia encubierta.

«La ley lo tiene que especificar claramente», asegura Rocafort, precisando que se debe centrar en la atención del dolor y no en la sedación en concreto, ya que ésta «es una herramienta más para paliar el dolor».  Con esto se clarifica que no es correcto hablar de «derecho a la sedación», por la inadecuada utilización de la misma que supondría por el paciente si se convierte en un derecho, sino de «derecho al tratamiento del dolor».

Asimismo, esta entidad, que agrupa a unos 1.800 profesionales en cuidados paliativos de toda España, ha mostrado su satisfacción con la eliminación de cualquier referencia al término «muerte digna» en el anteproyecto, ya que consideran que es un término «especialmente confuso».

SECPAL ha lamentado, no obstante, que ningún representante de esta entidad haya participado en la redacción del anteproyecto de ley, confiando en que el Ministerio de Sanidad sí cuente con ellos en el turno de alegaciones que comienza ahora.