Me salvó una lágrima

AUTORES: Angele Lieby  y Hervé de Chalendar

Editorial: Temas de hoy

En coma e incapaz de cualquier movimiento, Angele Lieby  oía todo lo que se decía en su habitación y sufría dolor cuando le aplicaban tratamientos sin anestesia.

Este dramático testimonio supone la exposición de un caso clínico y una voz de alarma que plantea la necesidad de enseñar a tratar con dignidad y respeto a todos los pacientes, sea cual sea su circunstancia o estado.